Derecho Penal

La Ley 13.634 no prevé el recurso de casación ni la intervención de dicho organismo (inadmisibilidad del recurso).
Derecho Penal Juvenil - Jurisprudencia Provincial

Causa Nº 33.957, caratulada “V., D. I. s/recurso de casación”.

Sala II del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, rta. 2 de diciembre de 2008.

En la ciudad de La Plata, a los dos días  del mes de diciembre de dos mil ocho, se reúnen en Acuerdo Ordinario los Señores Jueces de la Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, doctores Fernando Luis María Mancini y Carlos Alberto Mahiques (art. 451 in fine del C.P.P., según ley 13.812), con la presidencia del primero de los nombrados, para resolver en la causa Nº 33.957, caratulada “V., D. I. s/recurso de casación”. Practicado el sorteo de ley, resultó que en la votación debía observarse el orden siguiente: MAHIQUES – MANCINI.
La Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de San Nicolás resolvió con fecha 20 de mayo de 2008 no hacer lugar al recurso de apelación interpuesto, y confirmar la resolución por la cual se convirtió en prisión preventiva la detención del menor D. I. V.
Contra dicha resolución interpuso recurso de casación el señor defensor oficial a cargo de la unidad funcional de defensa N°2 departamental, doctor Máximo Fernández.
Cumplidos los trámites de rigor, esta causa se encuentra en condiciones de ser resuelta, por lo que el Tribunal decidió tratar y votar las siguientes cuestiones:
Primera: ¿Es admisible el recurso de casación interpuesto?
Segunda: ¿Qué decisión corresponde adoptar?
A la primera cuestión el señor juez doctor Mahiques dijo:
I) Tras bregar por la admisibilidad del recurso incoado, el impugnante sostuvo que en el pronunciamiento del a quo, en tanto importa la privación de la libertad de su asistido, se ha violado el principio de subsidiariedad previsto en el artículo 37 inciso B) de la Convención sobre los Derechos del Niño.
Denunció también la vulneración de la presunción de inocencia, consagrada en los artículos 18 de la Constitución Nacional y 16 de la Constitución Provincial, y el desarrollo integral del niño, contemplado en el artículo 3° de la antes citada Convención.
Afirmó que, en cuanto respecta a los habitantes menores de edad, las restricciones a su libertad personal no pueden redundar en una privación de la libertad aplicada in limine, es decir, sin merituar alternativas a tal encierro, el cual, tal como ocurre en la provincia de Buenos Aires, deviene en un trato cruel, inhumano y degradante.
Criticó que no se haya evaluado la posible aplicación de medidas alternativas a la prisión preventiva, en los términos del artículo 159 del Código Procesal Penal, violándose de ese modo el artículo 75 inciso 22 de la Carta Magna Nacional, por cuanto se ha vulnerado el referido principio de subsidiariedad, según el cual la privación de la libertad de un niño debe en todo caso aplicarse como medida de último recurso, por el plazo más breve que proceda, y limitándose a casos excepcionales. Agregó que dicha decisión torna inconstitucional el instituto previsto en el artículo 157 del ordenamiento de forma.
Refirió el quejoso que tanto en la primera instancia como en la alzada las decisiones dictadas se han apartado de los principios citados, al fundarse en la peligrosidad procesal que en virtud de la pena en expectativa denota el imputado. Adujo que la expresión “peligrosidad” contenida en el artículo 41 del Código Penal no puede ser utilizada de moto tal que se convierta en la puerta de ingreso de valoraciones claramente contrarias al principio de inocencia y al derecho penal de acto.
II) La señora fiscal adjunta ante este Tribunal, doctora Alejandra Marcela Moretti, postuló el rechazo de la impugnación.
III) Corresponde inicialmente recordar que las resoluciones judiciales sólo resultan impugnables por los medios y en los casos expresamente establecidos por el ordenamiento de forma, conforme lo dispuesto en el artículo 421 del Código Procesal Penal.
A su vez, este Tribunal de Casación se pronunció en pleno (Acuerdos plenarios Nº2924 y Nº5627, respectivamente) en favor del criterio restrictivo acerca de la interpretación de cuáles son las resoluciones impugnables ante esta sede, como así también por la reafirmación del principio de taxatividad en la determinación del objeto de los recursos.
Siendo ello así, cabe resaltar que la ley 13.634, en tanto regula el proceso bajo el cual tramitaran las causas correspondientes al Fuero de la Responsabilidad Penal Juvenil, no prevé la posibilidad de interponer recurso de casación contra las resoluciones que hayan sido dictadas en dichas causas, ni prevé la intervención del Tribunal de Casación Penal en tales procedimientos.
Así surge claramente de la armónica lectura del artículo 18 de la citada ley 13.634, que prevé cuáles son los órganos judiciales que integran el Fuero de la Responsabilidad Juvenil, omitiendo toda mención al Tribunal de Casación Penal; como así también de los artículos 26, 59, 60 y 61 de dicho cuerpo legal, que al fijar el régimen recursivo, hacen expresa alusión al recurso de apelación y a la acción de revisión, en los cuales entenderán las Cámaras de Apelación y Garantías en lo Penal departamentales.
A su vez, en el artículo 61 ‘in fine’ de la ley 13.634 se establece expresamente que la decisión que se dicte como consecuencia del recurso de apelación allí previsto “será considerada sentencia definitiva a los efectos de la interposición de los recursos extraordinarios ante la Suprema Corte de Justicia”.
De tal manera, la interposición del recurso de casación en los procesos tramitados ante el Fuero de la Responsabilidad Penal Juvenil resulta inadmisible, quedando abierta solamente la vía de los recursos extraordinarios por ante la Suprema Corte de Justicia previstos en la Constitución Provincial (artículos 161 inciso 3°, 172 y 216 de dicho cuerpo normativo).
Voto entonces por la negativa.
A la primera cuestión el señor juez doctor Mancini dijo:
Adhiero al voto del señor juez doctor Mahiques, en igual sentido y por sus mismos fundamentos.
Así lo voto.
A la segunda cuestión el señor juez doctor Mahiques dijo:
En atención al resultado que arroja el tratamiento de la cuestión precedente corresponde rechazar por inadmisible el recurso de casación interpuesto, con costas (artículos 421, 450, 451, 465 inciso 2º, 530 y 531 del Código Procesal Penal; 18, 26, 59, 60 y 61 de la ley 13.634; 161 inciso 3°, 172 y 216 de la Constitución de la Provincia).
ASÍ LO VOTO.
A la segunda cuestión el señor juez doctor Mancini dijo:
Adhiero al voto del señor juez doctor Mahiques, en igual sentido y por sus mismos fundamentos.
 Así lo voto.
Por lo expuesto en el acuerdo que antecede, la Sala II del Tribunal de Casación Penal resuelve:
I) RECHAZAR POR INADMISIBLE, con costas, el recurso de casación interpuesto por el señor defensor oficial a cargo de la unidad funcional de defensa N°2 departamental, doctor Máximo Fernández, contra el pronunciamiento de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de San Nicolás, por el cual se resolvió con fecha 20 de mayo de 2008 no hacer lugar al recurso de apelación interpuesto, y confirmar la resolución por la cual se convirtió en prisión preventiva la detención del menor D. I. V.
Rigen los artículos 421, 450, 451, 465 inciso 2º, 530 y 531 del Código Procesal Penal; 18, 26, 59, 60 y 61 de la ley 13.634; 161 inciso 3°, 172 y 216 de la Constitución de la Provincia.
Regístrese, notifíquese, y oportunamente devuélvase a la instancia de origen.
FERNANDO LUIS MARIA MANCINI – CARLOS ALBERTO MAHIQUES
Ante mi: Gonzalo Rafael Santillán Iturres

 
RocketTheme Joomla Templates