Derecho Penal

    

       

 Sección a Cargo de Diego Iglesias   

          

Receptación de la tesis amplia para la suspensión de juicio a prueba, cita del fallo “Acosta” de la C.S.J.N..
Derecho Penal Parte General - Jurisprudencia Provincial

Causa N° 6.148 (Registro de Presidencia Nº 22.653) caratulada “R., Lucas Ariel s/ Recurso de Queja”.

Sala III del Tribunal de Casación Penal pcia. Buenos Aires, rta. 4 de agosto 2009.

 

   ACUERDO

                        En la ciudad de La Plata, a los cuatro días del mes de agosto de dos mil nueve, se reúnen en Acuerdo los señores jueces de la Sala III del Tribunal de Casación Penal, doctores Víctor Horacio Violini y Daniel Carral (arts. 47 y 48 de la ley 5827), a fin de resolver la Causa N° 6.148 (Registro de Presidencia Nº 22.653) caratulada “R., Lucas Ariel s/ Recurso de Queja”, conforme al siguiente orden de votación: VIOLINI – VIOLINI.

                        ANTECEDENTES

                        En lo que interesa destacar, la Sala II de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de San Isidro, declaró inadmisible el recurso de apelación interpuesto contra la resolución que rechazó la suspensión del juicio a prueba a favor del imputado, toda vez que en el marco del procedimiento en flagrancia, no se encuentra reglada la impugnación de dichas decisiones.

                        Contra ésta, el defensor oficial interpuso recurso de casación, que fue denegado y originó la presente queja, en virtud de que:

                        El “a quo”, sobrepasando las facultades que le otorga el art. 433 del C.P.P., entendió que la resolución no resulta impugnable ante Casación, de conformidad al alcance que le dio el Pleno al art. 450 del código mencionado, en la Causa N° 5.627.

                        Si bien es cierto que no se trata de una sentencia definitiva, sí lo es el gravamen irreparable que causa, y por lo tanto, resulta recurrible por vía de apelación.

                        Por ello, solicita se declare admisible la queja y procedente el recurso de casación y por lo tanto se otorgue el beneficio de la suspensión del proceso a prueba.

                        Radicado en la Sala, con debida noticia a las partes (fs. 67), la defensora oficial abogó por su admisibilidad y procedencia (fs. 68/69), toda vez que si bien los autos que resuelven respecto de la suspensión de juicio a prueba no revisten el carácter de sentencia definitiva, media una cuestión de gravedad institucional al lesionarse el derecho a la doble instancia.

                        A su turno, el Fiscal Adjunto postuló  la admisibilidad (fs. 70/71) en razón que el “a quo” se excedió de las facultades conferidas por el art. 433 del C.P.P., y la improcedencia del recurso de casación, desde que la resolución atacada no reviste el carácter de sentencia definitiva a la luz del art. 450 del citado cuerpo normativo, conforme el pleno en Causa N° 5.627.

                        Encontrándose el Tribunal en condiciones de resolver, se plantean y votan las siguientes:

                        CUESTIONES

                        Primera: ¿Es admisible la queja interpuesta?

                        Segunda: En caso afirmativo, ¿es procedente el recurso interpuesto?

                        Tercera: ¿Que pronunciamiento corresponde dictar?

                        A la primera cuestión el Señor juez doctor Violini dijo:

                        1) Que conforme lo establece el artículo 433 del Código Procesal Penal, corresponde al “a quo” determinar si el recurso de casación fue interpuesto en tiempo y si quien lo interpuso tenía derecho a hacerlo, cuestión que reenvía el análisis liminar a los supuestos de los artículos 452 a 455 del código de rito, por lo que la Cámara ha excedido sus facultades al denegar el recurso de casación.

                        2) Que la Sala que integro ha sostenido la admisibilidad en esta instancia de planteos como el presente (conforme 17.184/4348, “A., M. F. s/ recurso de casación”, del 13 de diciembre de 2005), en la inteligencia de que la denegatoria del beneficio conculca el derecho del imputado a poner fin a la acción y evitar la imposición de una pena, por lo que en principio el recurso incoado aparece como formalmente admisible.

                        Por estos argumentos, en la cuestión planteada me pronuncio también por la AFIRMATIVA.

                        A la primera cuestión planteada, el señor Juez doctor Carral dijo:

                        Adhiero, por sus fundamentos, al voto del distinguido colega preopinante.

                        A la segunda cuestión planteada, el señor Juez doctor Violini dijo:

                        1) Que en relación a la procedencia del recurso en trato, debo decir en primer lugar, que la petición de suspensión del juicio a prueba la efectuó el imputado junto con su defensor, con el consentimiento del Fiscal, donde se realizó el correspondiente ofrecimiento de reparación a la víctima (ver fs. 2/3).

                        Que, en segundo lugar, participo de la postura que la suspensión del juicio a prueba se aplica a delitos cuyo máximo de pena de prisión o reclusión no exceda de tres años (art. 76 bis 1° y 3° párrafo del Código Penal) por un lado, y delitos en los que las circunstancias del caso permiten dejar en suspenso la condena aplicable (artículo 76 bis 4° párrafo) independientemente del máximo de escala penal prevista, por el otro, adhiriendo en consecuencia a la “tesis amplia” en esta materia. A su vez, que la pena de aplicación sea dejada en suspenso, debe constreñirse al caso particular, correspondiendo al Tribunal Criminal, Juez Correccional o de Garantías según el caso, el análisis de los requisitos específicos para que la misma sea procedente(artículo 26 del Código Penal).

                        Que, a su vez, respecto a que la presentación fue efectuada fuera del término que establece el artículo 284 quinquies del Código Procesal Penal considero que ello no puede ser obstáculo –en el caso- para la realización de la audiencia del artículo 404 del Código Penal.

                        Es que, si en el artículo 284 quater al que remite la norma del 284 quinquies, se prevee la prórroga del exiguo plazo de 20 días destinado a realizar las diligencias de identificar al imputado, solicitar sus antecedentes como también la información ambiental y cumplir con las pericias necesarias; con mucha mayor razón puede prorrogarse ese plazo cuando una presentación de una envergadura mayor –como lo es la solicitud de la suspensión del proceso a prueba-, es realizada luego de los 20 días de la aprehensión del imputado.

                        Sentado brevemente lo expuesto, entiendo no corresponde me expida in extenso en las precedentes afirmaciones, ya que lo concreto en el caso es que lo decidido por el Juez de Garantías ha conculcado el derecho del imputado a la realización de la audiencia prevista en el artículo 404 del Código Procesal Penal.

                        En consecuencia y estando reunidos los recaudos para el análisis de la viabilidad de la audiencia del código de rito, a los fines de no cercenar derechos de rango constitucional, incluida la garantía de la doble instancia, corresponde casar la resolución recurrida, y enviar la presente al Juzgado de Garantías de origen para la realización de la audiencia del artículo 404 del Código Procesal Penal (artículos 18 y 75 inciso 22 de la Constitución Nacional).

                        Por los motivos expuestos, a esta segunda cuestión voto por la AFIRMATIVA.

                        A la segunda cuestión planteada, el señor Juez doctor Carral dijo:

                        En torno a la cuestión planteada adelanto desde ya mi adhesión, por los mismos fundamentos que hago propios, a las consideraciones vertidas por el voto que lleva la voz en el acuerdo.

                        En refuerzo de los argumentos expuestos por el doctor Violini, vale recordar que nuestro máximo intérprete constitucional ha zanjado la discusión que otrora se planteara en relación a la interpretación del art. 76 bis, cuanto párrafo, del Código Penal, postulando la aplicación de la “tesis amplia”, tal como surge del precedente “Acosta, Alejando Esteban s/Recurso de hecho”, Causa 28/05, C.S.J.N., resuelta el 23 de abril de 2008, Fallos 331:858.

                        En orden a lo expuesto VOTO POR LA AFIRMATIVA.

                        A la tercera cuestión planteada, el señor Juez doctor Violini dijo:

                        Atento al modo como ha quedado resuelta la cuestión precedente, corresponde hacer lugar a la queja, casar la resolución recurrida y enviar la presente a la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de San Isidro para la realización de la audiencia prevista en el artículo 404 del Código Procesal Penal, sin costas.

                        Rigen los artículos 404, 433, 450, 461, 530, 531 del Código Procesal Penal.

                        A la tercera cuestión planteada, el señor Juez doctor Carral dijo:

                        Adhiero, por sus fundamentos, al voto de mi distinguido colega preopinante.

                        Con lo que terminó el acuerdo, dictándose la siguiente

                        SENTENCIA

                        I.- HACER LUGAR a la queja interpuesta por el Sr. Defensor Oficial del imputado R. Lucas Ariel.

                        II.- CASAR la resolución recurrida, revocando la misma y enviando la presente causa a la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial de San Isidro para la realización de la audiencia prevista en el art. 404 del Código Procesal Penal.

                        III.- Diferir la regulación de honorarios hasta tanto sean regulados en la instancia de origen (art. 31 dec-ley 8904/77).

                        Rigen los artículos 75 inc. 22 de la Constitución Nacional, 29 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, 76 bis del Código Penal, 404, 448, 450, 461, 531 y ccdtes. del Código Procesal Penal, 47 y 48 de la ley 5827.

                        Regístrese y remítase a la Mesa Única General de Entradas para su notificación y oportuno archivo.

Fdo: Daniel Carral - Víctor Horacio Violini.

Ante mí: Andrea K. Echenique

 
Bahiamultimedia