Derecho Penal

Estafa por petardismo.
Delitos Contra la Propiedad - Jurisprudencia Nacional

Causa N 34.435 “NAVARRETE Claudia s/Desestimación”.

Cám. Crim. Corr. Sala IV. rta. 3 de junio 2008.

 Poder Judicial de la Nación
Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional (S) Causa N 34.435 “NAVARRETE Claudia s/Desestimación” Int. SalaIV I:19/159 (14.801/08)
///nos Aires, 3 de junio de 2008.-
AUTOS y VISTOS:
I.- Interviene este Tribunal en razón del recurso de apelación deducido a fs.14 por la representante del Ministerio Público Fiscal, contra la resolución de fs.12/13, ue desestima la denuncia de Martín Aníbal Benítez por inexistencia de delito.-
II.- La impugnación fue mantenida por el Fiscal General a fs.19, en tanto que a fs. 21/22 se agregó el memorial contemplado en el artículo 454 del Código rocesal Penal.-
Y CONSIDERANDO:
I.- La resolución atacada se fundamenta en la atipicidad de la conducta de Claudia Navarrete, vinculada a un tema que en la doctrina y la jurisprudencia se enomina ‘petardismo o gorronería’, y que para algunos autores constituye el delito de estafa previsto en el artículo 172 del Código Penal.-
En base a ello, es necesario establecer si encuadra en ese supuesto el accionar de la nombrada, quien habría tomado un automóvil de alquiler y, ocultando su estado de insolvencia, habría inducido a error al conductor de aquél que con la convicción que el viaje será abonado la trasladó hasta el lugar requerido en el cual recién exteriorizó la decisión de no cumplir con el pago, provocando así un concreto
perjuicio patrimonial de $61,07.-

I.- Si se comprueba la presencia de los elementos típicos exigidos por el delito en análisis, la conducta descripta por Benítez quedará subsumida en aquél, y las explicaciones de la imputada –el desencuentro con su pareja y la búsqueda de un conocido para que se haga cargo del costo del viaje–, sólo serán circunstancias que podrán ser valoradas en su conjunto por el juez como atenuante para la eventual
individualización de la pena, conforme lo previsto en el artículo 41, inciso primero del código de fondo –en cuanto se refiere a la extensión del daño–, pero nunca para sostener su atipicidad (conf. Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal, in re c.N°4719 ‘Cañas, Marcelo Fabián s/Recurso de casación e inconstitucionalidad’, registro N 6228).-
III.- A criterio de este Tribunal, la conducta desplegada por el agente ha sido idónea para provocar, por error, un perjuicio patrimonial, toda vez que aparece en estos casos una voluntad inicial de no pagar que se encubre con la apariencia de solvencia que todo pasajero tiene al abordar los vehículos que prestan estos servicios.-
El ardid consiste en aparentar una intención de pago al solicitar el traslado, con el conocimiento cabal de la imposibilidad de su concreción al momento de arribar al destino. Establecido así el viaje, el conductor engañado lo concreta sufriendo finalmente un perjuicio en su patrimonio.-
En este caso el cumplimiento de la obligación asumida no dependía en forma directa y exclusiva de quien requiriera el servicio, sino aparentemente de su pareja, Fernando Daniel Isoldo, a quien Navarrete ulteriormente denunciara por un presunto abuso sexual ocurrido antes de abordar el automóvil –ver causa conexa N°14.809/08–, por lo que al menos se verifica cierta contradicción entre su descargo y
esa situación que impide coincidir con la solución dada por el Juez a quo, ya que la posibilidad de pago en ese contexto parece de imposible concreción.-
Así, la conducta en estudio en principio encuadra en la descripción del artículo 172 del Código Penal, razón por la cual, sin perjuicio de las corroboraciones del caso, este Tribunal RESUELVE :
REVOCAR la resolución de fs.12/13 en todo cuanto fuere materia de recurso.-
Devuélvase al juzgado de origen donde deberán practicarse las notificaciones correspondientes.-
Se deja constancia que el Doctor Julio Marcelo Lucini integra este tribunal por disposición de la Presidencia de esta Cámara del 17 de abril del corriente año y que el Doctor Carlos Alberto González no firma la presente por hallarse en uso de llicencia.-
ALBERTO SEIJAS JULIO MARCELO LUCINI
Ante mí:
Erica Uhrlandt
Secretaria de Cámara

 

 
Bahiamultimedia