Derecho Penal

La relación entre los tipos de los arts. 142 bis y 170 es de género a especie (características de los tipos).
Delitos Contra la Propiedad - Jurisprudencia Provincial

Causa N° 24.493, caratulada: “S., C. L.; M., M. D.; A., A. A.; G., D. A. y A., V. M. s/ Recurso de Casación”.

Sala I del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires. rta. 26 de marzo 2009. 

 En la ciudad de La Plata a los veintiséis días del mes de marzo del año dos mil nueve, siendo las......................horas, se reúnen en Acuerdo Ordinario los Señores Jueces de la Sala Primera del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, doctores Carlos Angel Natiello, Horacio Daniel Piombo y Benjamín Ramón María Sal Llargués, con la Presidencia del primero de los nombrados, para resolver en causa N° 24.493 de este Tribunal, caratulada: “S., C. L.; M., M. D.; A., A. A.; G., D. A. y A., V. M. s/ Recurso de Casación”. Practicado el sorteo de ley, resultó que en la votación debía observarse el orden: SAL LLARGUES – NATIELLO – PIOMBO, procediendo los nombrados magistrados al estudio de los siguientes:


                  A N T E C E D E N T E S

      I.- Por sentencia de 2/5/2006, el Tribunal en lo Criminal Nº 3 del Departamento Judicial Morón en causa de su registro Nº 988, condenó al mencionado en el epígrafe S. a la pena de seis (6) años de prisión y declaración de reincidencia, como autor del delito de privación ilegal de la libertad coactiva, y en definitiva a la pena única de diez (10) años y ocho (8) meses de prisión, más la declaración de reincidencia –comprensiva de la sentencia en causa Nº 319 del TOC Nº 1 de esa circunscripción por el delito de robo agravado pro el uso de armas-; a M. a la pena de cinco (5) años y seis (6) meses de prisión, también como autor de privación ilegal de la libertad coactiva, y dictando pena única de siete (7) años y cuatro (4) meses de prisión –comprensiva de la dictada por el TOC Nº 4 de esa departamental en causa Nº 430-; y a los imputados A., G. y A. a la pena de cinco (5) años y seis (6) meses de prisión, por el delito de privación ilegal de la libertad coactiva.

     II.- A fs. 87/89 de las presentes obra aclaratoria en la que se suma la declaración de reincidencia para el imputado A.

      III.- Contra el fallo referido interpone recurso de casación su Defensora Oficial, Dra. Alejandra Darnaud, denunciando violación e inobservancia de los arts. 40, 41 y 142 bis párrafo 1º supra CP; y de los arts. 210 y 373 CPP.

     En primer lugar, cuestiona la calificación  otorgada al factum atribuido por ausencia de acreditación de las conductas abarcadas por el tipo penal por el que recayó condena, solicitando absolución de sus defendidos.

     También, critica la atribución de autoría haciendo hincapié en que la víctima no alcanzó a reconocer quiénes lo redujeron ni qué roles desempeñaban cada uno de los intervinientes.

      Por último, y en subsidio, solicita reducción de la sanción al mínimo legal por desproporcionalidad de las sanciones impuestas con descripción de los parámetros aplicables.

     IV.- Concedido el recurso y radicado en esta Sala (fs. 97/vta. y 120, respectivamente, del presente legajo), fue declarado admisible prima facie (fs. 122/123vta.).

     V.- A fs. 124 obra desistimiento del imputado G., del que se tomó razón por auto de fs. 126.

     VI.- Las partes ante este Tribunal desistieron de la audiencia de informes acercando sendos memoriales, en los que la Sra. Defensora Adjunta Dra. De Seta (fs. 145) mantiene el original en todos sus términos y la Sra. Fiscal Adjunta Dra. Moretti (fs. 147/148vta.) propicia su rechazo al tiempo que respalda la plena corrección lógica y jurídica del razonamiento desplegado por el a quo en la pieza sub examine.

     VII.- Hallándose la causa en estado de dictar sentencia, los magistrados de referencia en el inicio de esta relación resolvieron plantear y resolver las siguientes:

     

                  C U E S T I O N E S

      1ra.) ¿Es admisible el recurso de casación interpuesto por la defensa?

      2da.) ¿Se acreditan las violaciones legales denunciadas?

     3ra.) ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?


      A la primera cuestión planteada el señor Juez, doctor Sal Llargués, dijo:

      La impugnación se anunció y se dedujo dentro de los plazos prescriptos por el art. 451, por parte legitimada –454-, se han invocado motivos de los previstos en el art. 448 y se dirige contra una sentencia incuestionablemente definitiva en orden al art. 450 supra –todos del código adjetivo-.

      Voto por la afirmativa.


      A la misma primera cuestión planteada el señor Juez, doctor Natiello, dijo:

      Adhiero al voto del Dr. Sal Llargués, expidiéndome en igual sentido y por los mismos fundamentos.

      Voto por la afirmativa.


      A la misma primera cuestión planteada el señor Juez, doctor Piombo, dijo:

      Adhiero al voto del Dr. Sal Llargués, expidiéndome en igual sentido y por los mismos  fundamentos.

      Voto por la afirmativa.


      A la segunda cuestión planteada el señor Juez, doctor Sal Llargués, dijo:

      El recurso no puede tener andamiento. La pretensión de que no se han dado los elementos constitutivos de la privación ilegal coactiva del art. 142 bis del Código Penal no consulta la materialidad que se ha dado por probada en el fallo.

      En efecto, pretender que ninguno de los modos comisivos que prevé la figura ha concurrido es un argumento pedestre.

      Esto nos exige formular algunas precisiones respecto de la figura que no es otra que la del secuestro.

    El secuestro es una privación ilegal de libertad personal cometida mediante sustracción, retención u ocultación de la víctima para lograr alguno de los fines que la figura contempla.

    Como puede advertirse, al dolo de privar de libertad se le suma una ultra intención que es la de conseguir aquello que el tipo exige en la formulación del fin de la privación de libertad al decir “con el fin de obligar a la víctima o a un tercero, a hacer, no hacer, o tolerar algo contra su voluntad”.

    Para la mayoría de los autores, ésta es la figura del secuestro extorsivo.

    Se hace necesario formular una aclaración y comparar esta figura con la de la extorsión del art. 170 del Título Sexto del C.P. –de los delitos contra la propiedad– puesto que el rescate de este es una especie de lo que –genéricamente expresado- se busca mediante el secuestro.

    Desde esta perspectiva, la relación entre ambas figuras sería de género a especie y como puede advertirse ambos tipos establecen idéntica pena para idéntica conducta pero se apartan, cuando en la extorsión se logra el rescate, caso en que conforme al art. 170, se agrava el mínimo penal a 8 años.

    Los sujetos pueden ser cualquier persona a condición de que no se den supuestos de agravación. Esto es sinónimo que –desde la perspectiva del autor, sujeto activo– se trata de delicta comunia porque no reclama una condición especial en la persona del sujeto activo.

      En relación a los modos, que es el centro de la crítica del recurso original, cabe destacar que consisten en: a) la sustracción, que es el traslado de la víctima a un lugar distinto de aquel en que estaba; b) la retención, que es la detención de la víctima en el lugar donde estaba o al que ha sido llevada con o sin ocultamiento y finalmente c) el ocultamiento que consiste en una retención en lugar o de modo que el sujeto pasivo no pueda ser visto por terceros.

      Como puede advertirse lo central es la disposición por el autor de la libertad ambulatoria de la víctima con la finalidad de reclamar contingentemente una serie de exigencias.

      El a quo ha hecho una extensa consideración de la razón de los reclamos pero –como resulta del tipo– ello no está relevado en el tipo para variar la subsunción y –como corresponde– los jueces lo han tomado en cuenta a la hora de la estimación de la pena.

      Pero el caso es que la víctima, además de haber sido claramente objeto de coacción directa armada, fue trasladado contra su voluntad al baño de los calabozos donde se lo ocultó y durante un apreciable tiempo hizo que las personas que se encontraban fuera del cerco ignoraran su suerte y –aún cuando el ocultamiento hubiera cedido con posterioridad-, la retención se consolidó durante todo el tiempo que duró el secuestro.

      Con ello resulta claro que el tipo está configurado en el accionar de los conjurados que actuaron de consuno en el modo y con los roles que les asigna el fallo. La crítica es infundada.

      También lo es a la hora de discernir la pena puesto que en ese rubro el a quo ha hecho un desarrollo pormenorizado de las razones por las que administra la pena, valorando como atenuante la situación del encierro que soportaban los detenidos y computando el incumplimiento estatal de las mandas constitucionales que protegen a las personas que ese Estado cautela.

      Voto por la negativa.


     A la misma segunda cuestión planteada el señor Juez, doctor Natiello, dijo:

      Adhiero al voto del Dr. Sal Llargués, expidiéndome en igual sentido y por los mismos fundamentos.

      Voto por la afirmativa.


      A la misma segunda cuestión planteada el señor Juez, doctor Piombo, dijo:

      Adhiero al voto del Dr. Sal Llargués, expidiéndome en igual sentido y por los mismos fundamentos.

      Voto por la afirmativa.


      A la tercera cuestión planteada el señor Juez, doctor Sal Llargués, dijo:

      Conforme han quedado resueltas las cuestiones anteriores, corresponde: 1) declarar admisible el recurso de casación interpuesto por la Defensora Oficial del Departamento Judicial Morón, doctora Alejandra Darnaud, en favor de sus asistidos C. L. S., M. D. M., A. A. A. y V. M. A., contra la sentencia dictada en causa Nº 988 del registro del Tribunal en lo Criminal Nº 3 de esa departamental; 2) por los fundamentos dados, rechazar el recurso de casación por no haberse demostrado las violaciones legales denunciadas; sin costas (arts. 210, 448, 450, 451, 454, 456 primera parte, 530, 531 ss. y ccs. del C.P.P.; art. 142 bis del C.P)

      Así lo voto.


      A la misma tercera cuestión planteada el señor Juez, doctor Natiello, dijo:

      Adhiero al voto del Dr. Sal Llargués, expidiéndome en igual sentido y por los mismos fundamentos.

      Así lo voto.


      A la misma tercera cuestión planteada el señor Juez, doctor Piombo, dijo:

      Adhiero al voto de mis colegas preopinantes, expidiéndome en igual sentido y por los mismos fundamentos.

      Así lo voto.


      Con lo que terminó el Acuerdo dictándose la siguiente:

     S E N T E N C I A

      Por lo expuesto en el Acuerdo que antecede, el Tribunal resuelve:

      I.- Declarar admisible el recurso de casación interpuesto por la Defensora Oficial del Departamento Judicial Morón, doctora Alejandra Darnaud, en favor de sus asistidos C. L. S., M. D. M., A. A. A. y V. M. A., contra la sentencia dictada en causa Nº 988 del registro del Tribunal en lo Criminal Nº 3 de esa departamental.

     II.- Por los fundamentos dados, rechazar el recurso de casación por no haberse demostrado las violaciones legales denunciadas; sin costas.

     Arts. 210, 448, 450, 451, 454, 456 primera parte, 530, 531 ss. y ccs. del C.P.P.; Art. 142 bis del C.P.

      III.- Regístrese. Notifíquese. Remítase copia certificada de lo aquí resuelto, junto con la causa principal Nº 988, incidentes y agregados al Tribunal Criminal Nº 3 del Departamento Judicial Morón.

      Oportunamente remítase.

CARLOS ANGEL NATIELLO - HORACIO DANIEL PIOMBO - BENJAMIN RAMON SAL LLARGUES

ANTE MI: CARLOS MARUCCI

 

 
RocketTheme Joomla Templates