Instituto de Estudios Penales | Bahia Blanca |

Habeas corpus colectivo. Detención que deviene ilegítima con motivo del agravamiento de las condiciones de detención. Vulneración del principio de legalidad al imponer restricciones de la libertad no previstas normativamente.

E-mail Imprimir

Condiciones de habitabilidad: higiene, agua corriente y esparcimiento. Derecho genérico a la salud. El Estado, a través de los organismos administrativos respectivos, es el encargado de velar por la plena satisfacción de las necesidades de racionamiento de la población carcelaria. Relevancia de la actuación del personal penitenciario como clave de bóveda del cumplimiento de la pena.

Juzgado de Ejecución del Departamento Judicial Bahía Blanca, Incidente Nro. 10.103, rto. 26 de febrero 2010.


Bahía Blanca, 26 de Febrero de 2010.- AUTOS Y VISTOS:RESULTA:
1.2.
En la misma diligencia se llamó a esta sede judicial a los internos en cuestión, a los efectos de ratificar y/o ampliar la acción interpuesta, dándose intervención a Ministerio Público Fiscal como asimismo de la Defensa Pública
Departamental.-
Y se ordenó la realización de un reconocimiento judicial, del Pabellón en cuestión, dicha providencia se ejecutó en fecha 24/02/10 y acompañados por personal de la Defensoría Oficial y Perito Fotógrafo de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires. 3.4.
En cuanto a las condiciones de habitabilidad, y en atención a los defectos indicados ut-supra, he de adelantar que no se condicen con lo dispuesto por Naciones Unidas en las reglas mínimas para el tratamiento de reclusos.- 5.
Asimismo se agrega a fs. 18/22 las constancias fotográficas realizadas con fecha 24/02/10, en el reconocimiento judicial del Pabellón Nro. 4 de la Unidad Carcelaria nro. IV de esta ciudad dependiente del servicio penitenciario
provincial.-
Luego de enmarcar legal y constitucionalmente los hechos descriptos en fundamento de la acción que inician las presentes actuaciones y de acuerdo a las obligaciones y facultades jurisdiccionales dispuestas en Arts. 18, 33, 43, 75 inc. 22 de la CN; 12 inc. 3°, 15, 25, 30, 56, 168, 171 de la Const. de la Prov.
de Buenos Aires; 3, 25, 105, 106, 405 y 415 del Código de Procedimiento Penal de la Prov. Buenos Aires.-

En función de lo actuado, la causa quedó en estado de dictar sentencia, y.-
CONSIDERANDO:
Que las circunstancias, situaciones y alcances volcados en la presentación que motivara el inicio las actuaciones de referencia resultan suficientes para ser consideradas como pie de inicio a la acción de hábeas corpus en su carácter de colectivo y correctivo. Así el ilegítimo agravamiento en la forma o condiciones de detención hace que cualquier organismo jurisdiccional resulte competente en atender tales alcances. (Art. 43 in fine de la C.N., art. 20 inc. 1 de la Const.
Prov. Buenos Aires, Arts. 405 y sgtes. CPPBA). Que los alcances dados a esta acción han sido reconocidos por el más alto tribunal nacional toda vez que dicha acción de hábeas corpus no se acota a la libertad misma sino que privilegia el amparo de situaciones y restricciones de derechos que en forma colectiva pudieran resultar desprotegidos -in re- "Verbistky, H. s/hábeas corpus". También esa ha sido la manda de los distintos instrumentos internacionales a los cuales el Estado Argentino ha adherido y comprometido su vigencia, en cuanto resulta el Estado mismo el obligado a garantizar el libre y pleno ejercicio de garantías y derechos a toda persona sujeta y bajo su jurisdicción (Arts. 1, 5 inc. 2° y 6°de la C.A.D.H., Arts. 18 y 25 de la D.A.D.y D.H.).
Que si bien el cercenamiento de la libertad ambulatoria, en sus respectivos cauces legales y formales, es una prerrogativa estatal a través de la cual se coarta tal libertad en forma legítima, dicho supuesto debe corresponderse con la finalidad establecida por el ordenamiento jurídico en su conjunto. Para que la detención legalmente impuesta no devenga en ilegítima por la forma en que se lleva a cabo, la etapa ejecutoria de la pena debe transcurrir en concordancia con los postulados normativos de los Derechos Humanos. Así el principio de legalidad recepcionado en nuestra carta magna y en los tratados internacionales con jerarquía constitucional, resulta extensivo a la ejecución penal o penitenciaria, lo que significa que toda pena o medida de seguridad debe ejecutarse en la forma prescripta por la ley, la cual debe ser anterior al hecho que motiva la condena impuesta. Ello significa que es la ley la que debe regular de antemano las características cualitativas de la pena y de qué manera se va a desarrollar su ejecución -Art. 18 CN-.-

Que en cuanto a las condiciones de habitabilidad de las personas privadas de libertad como también la influencia que ellas tienen para el acceso a otros derechos esenciales. Relacionado a ello la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sostenido en relación con las condiciones en que se cumple el encarcelamiento de una persona que -en los términos del artículo 5.2 de la Convención, toda persona privada de libertad tiene derecho a vivir en condiciones de detención compatibles con su dignidad personales y el Estado debe garantizarle el derecho a la vida y a la integridad personal (C.I.D.H., Caso "Neira Alegría y otros", sentencia del 19 de enero de 1995, Serie C, N°20, párrafo 60).- Luego de la inspección judicial realizada en el Pabellón nro. 4 de la Unidad Carcelaria nro. IV de esta ciudad puede aludirse a los siguientes aspectos: Que las condiciones edilicias actuales no respondan a lo requerido
reglamentariamente.-
Que respecto a las condiciones de higiene también se han podido constatar a través de la diligencia judicial efectuada de fs. 15/16, en su insuficiencia, en los distintos sectores: de pasillo central y sector de duchas, como también, la presencia de cables eléctricos sueltos por el piso y asimismo cables colgando en las celdas del pabellón, y la presencia de letrinas en mal estado y por lo tanto la emanación de olores nauseabundos.- Tiene dicho en este sentido el tribunal supremo de la nación que si el Estado no puede garantizar la vida de los internos ni evitar las irregularidades que surgen de la causa de nada sirven las políticas preventivas del delito ni menos aún las que persiguen la reinserción social de los detenidos. Es más, indican una degradación funcional de sus obligaciones primarias que se constituye en el camino más seguro para su desintegración y para la malversación de los valores institucionales que dan soporte a una sociedad justa. Por otro lado, las carencias presupuestarias, aunque dignas de tener en cuenta, no pueden justificar transgresiones de este tipo. Privilegiarlas sería tanto como subvertir el Estado de Derecho y dejar de cumplir los principios de la Constitución y los convenios internacionales que comprometen a la Nación frente a la comunidad jurídica internacional, receptados en el texto actual de aquella (art. 5°, inc. 2° de la Convención Americana sobre Derechos Humanos) "Fallo CSJN in re "Badín".

Con relación al esparcimiento, los accionantes señalan este aspecto como una de las afectaciones en los derechos de las personas privadas de libertad en el Pabellón nro. 4 de la Unidad Carcelaria Nro. IV de Bahía Blanca. Siendo esta ratificada solamente por el interno Lisandro Inostroza en la audiencias realizadas en esta sede judicial, indicando puntualmente que el acceso al patio y tiempo de recreación.- Que en cuanto a las condiciones habitabilidad y de seguridad, en primer lugar se constata el área de baños en deficientes condiciones de higiene. Que se pudo constatar que en varios sectores se han practicado conexiones exteriores y
precarias: porta lámparas, televisores, lo que implica un riesgo a las instalaciones -cortocircuito- y/o personas - electrocución-.

Que respecto a las instalaciones de agua fría, se observó la falta de agua en las canillas ubicadas en sector celdas.

Que en cuanto a los receptáculos destinados a duchas -cinco- funcionando solamente uno de ellos y faltándole la flor de ducha correspondiente. Que el control de caudal de agua en el sector de duchas es controlado por el personal penitenciario desde otra habitación. Se observo en este sector un buen funcionamiento con respecto a la única ducha en funcionamiento de servicio de agua fría y caliente presentaba buen caudal, para un uso normal. Y, también se observa en este sector los piletones de lavado personal en un grave estado de falta de higiene y además de faltante de canillas, solamente en funcionamiento
una.-

Se observa asimismo que dentro del pabellón debe hacerse hincapié en la reparación de la instalación eléctrica, reparación de cerramientos y aberturas, acondicionar y reparar la instalación sanitaria, reparar las mamposterías, revoques, revestimientos y cielorrasos, realizar pintura general, solucionar inconvenientes de desagote cloacales en todos los sectores.

Que el circuito eléctrico de dicha instalación debe realizarse con interruptores diferenciales, llaves termo magnéticas acorde a las áreas a las que sirvan, además deberá contar con la correspondiente puesta a tierra mediante jabalina; todo ello acorde a la reglamentación respectiva.

Las condiciones de habitabilidad, y en atención a los defectos indicados, las deficiencias señaladas no se condicen con lo dispuesto por Naciones Unidas en reglas mínimas para el tratamiento de reclusos "Arts. 9, 10, 20 de las Reglas Mínimas para el Tratamiento de Reclusos de la ONU"
Que en cuanto a la alimentación e higiene personal, los denunciantes hacen alusión puntual en el escrito de hábeas corpus la provisión de alimentos, toda vez que ella resulta escasa, de mala calidad y sobre todo insuficiente la provisión de alimentos. Iguales alcances son referidos a la provisión de elementos necesarios para la higiene individual de las personas privadas de libertad.
Que en cuanto a la alimentación, el informe remitido alude a que la alimentación de los internos se otorga basada en menús variados, ricos en proteínas y calorías diagramadas en desayuno, almuerzo, postre -fruta de estación-, merienda y cena.- Desde aquí ya se observa una disparidad clara entre lo denunciado por lo accionantes y lo informado por el Sub-Jefe de Vigilancia Alcalde Mayor Juan A.
Otermin de fs. 7/8 en alusión a la ingesta de comidas. Por lo que sería aconsejable que a los habitantes del pabellón nro. 4 que la entrega de los menú y/o la mercadería para la elaboración de los alimentos, se hiciera mediante remitos firmados por el responsable de cocina o del sector que las recibiera; como también que al proporcionar a cada interno elementos de higiene personal y/o limpieza debiera emitirse un comprobante de constancia no sólo para demostrar la entrega sino para también controlar su uso, con el fin de acreditar el recorrido y aprovisionamiento y que también alude a responsabilidades de los funcionarios en tal procedimiento "entrega y aprovisionamiento de alimentos y elementos de higiene".
El derecho genérico a la salud implica en su extensión el derecho a una correcta alimentación como punto de partida para lograr y mantener un estado de salud psicofísico, el Estado debe procurar el acceso a la alimentación, y esta responsabilidad estatal se agudiza cuando se trata de una persona privada de la libertad, ya que no puede procurarse su propio sustento y depende para ello de la atención alimentaria en su lugar de detención -Art. 75 inc. 22 CN; art. 11 del PIDESC; art 20 de las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos de la ONU; art. 65 de la ley 24.660; art. 9 inc. 4 de la ley 12.256".-

Es el Estado, a través de los organismos administrativos respectivos, el encargado de velar por la plena satisfacción de las necesidades de racionamiento de la población carcelaria, de las necesidades de consumo, del funcionamiento y mantenimiento de la cocina, del controlar la calidad y cantidad de materia prima utilizada, y demás actividades necesarias para llevar adelante dicha función en forma eficiente y nutritivamente adecuada. Ninguno de los derechos citados puede considerarse satisfecho si en el lugar de detención no se cumplen esas condiciones mínimas, de higiene y habitabilidad, toda vez que el principio de humanidad o de humanización de la pena que aporta la letra de la Constitución es clara y contundente en este aspecto "Art. 18 in fine CN". La persona privada de libertad, en línea con esa óptica constitucional, no puede cargar sobre sus hombros con los problemas presupuestarios y operativos del Estado.-

Atento el tratamiento jurisdiccional dado en las presentes actuaciones y el alcance de la acción que motivara las presentes actuaciones, hace que el mismo se circunscriba a las cuestiones esenciales allí denotadas, de manera de que la respuesta jurisdiccional misma responda a la inmediación y celeridad que la situación y que los derechos implicados ameritan -derecho a la alimentación, esparcimiento, alojamiento, entre otros-. Ello sin perjuicio de que la función jurisdiccional -Arts. 160 y 163 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires, artículo 3 de la ley 24.660, artículo 3 de la ley 12.256, artículo 25 del Código Procesal Penal de la Provincia- de ejecución penal mantenga el principio de judicialización de la pena, a nivel departamental, en forma permanente y progresiva; en especial en la búsqueda de la cristalización de parámetros mínimos e indispensables de protección de derechos humanos (Fallos CSJN in re "Dessy", "Romero Cacharane" entre otros).- Asimismo no quiero de dejar de resaltar la función realizada por el personal del servicio penitenciario local. Que de por sí es un ámbito especial, por lo que para la aplicación de normas que regulan el Sistema Penitenciario y para el cumplimiento de sus objetivos se requiere contar con personal capacitado para llevarlos adelante. La forma en que el personal penitenciario trata a los internos es fundamental para el cumplimiento de los derechos humanos.No existiendo una conducta adecuada de parte del personal fracasarán las demás medidas de reforma. En las Unidades Carcelarias, los dos grupos más importantes son los reclusos y el personal que trabaja con ellos. La clave para tener una prisión bien administrada, que aplica normas de decencia y humanidad para todos, es la interrelación entre estas dos partes. Para que los empleados penitenciarios puedan llevar a cabo su trabajo de servicio público de manera profesional, deben ser cuidadosamente seleccionados y recibir la formación adecuada.

Que las actitudes del personal del servicio penitenciario son la clave que determina el trato de los internos, los agentes son un eslabón vital de la cadena de un buen ambiente penitenciario; y esas actitudes se transforman en la causa por la que un régimen penitenciario puede ser descripto como -positivo o negativo-.
Por todo manifestado y expuesto precedentemente, y lo normado por los artículos 16, 18, 33, 43, 75 inc. 22 de la Const. Nac.; artículos 12 inc. 3°, 15, 20 inc.
1, 25, 30, 36 inc. 8, 56, 163, 168, 171 Const. Prov. de Bs. As., artículos 3, 25, 105, 405, 415 del C.P.P.B.A; artículos 3, 9, 10, 76 y 153 ley 12.256; artículos 2, 65 y 143 de la ley 24.660; art. 137 de la ley 19587/72, capítulo 12 artículo 76 del decreto reglamentario 351/79; artículos 1, 4, 5 incs.1°, 2° y 6°, 24 de la Convención Americana de Derechos Humanos; artículos 1, 11,18 y 25 de la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre; artículos 2 inc.
1°, 7, 10 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; artículos 11,
12 del Pacto Internacional de derechos económicos, sociales y culturales; artículos 2 y 16 de la Convención contra la Torutura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y artículos 9, 10, 12, 13, 20, 21.1, 22, 24, 25 y 26 de las Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos adoptadas por el primer congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, resoluciones 663C y 2076 del Consejo Económico y Social, y los Principios Básicos para el Tratamiento de los Reclusos adoptados y proclamados por la Asamblea General en su resolución 45/111 del 14/12/1990.- RESUELVO:
1.2.3.4.4.5.
 
 
 
En la misma fecha se libraron oficios a la Unidad Penal nro. 4; Direc. Asist. y Trat. Serv. Penit; Mrio. de Justicia; Serv. Penit. Pcial: Comisión Tortura; Fiscalí de Estado y Fisc. de Cámara. Conste.-


 Conforme lo ordenado líbrese los oficios correspondientes y comuníquese al Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires y al Sr. Director del Servicio Penitenciario Provincial. Y notifíquese mediante oficio a la Comisión Provincial por la Memoria, a la Fiscalía de Estado con transcripción íntegra de la presente (art. 155 de la Const. Prov., art. 1 y ccte del dec.ley 7543/69),cumplido notifíquese a la Defensoría General del Departamento Judicial de Bahía Blanca y a Fiscalía de Cámara Departamental de esta ciudad de Bahía Blanca.-
REGISTRESE. NOTIFIQUESE. Dr. Claudio Alberto Brun. Juez de Ejecución Penal.
Ordenar asimismo al Sr. Director de la Unidad Carcelaria Nro. IV dependiente del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires, a que en el futuro
reglamente un sistema de registro para la recepción y distribución de los productos alimenticios, de higiene personal y de limpieza que ingresan al pabellón nro. 4 de esa misma unidad. Asimismo se confeccione un acta al momento del ingreso del interno a la celda y que si el interno por diferente razones, efectuara daños en el lugar de detención, se inicien las actuaciones administrativas que correspondan.- Ordenar al Sr. Director de la Unidad Carcelaria Nro. IV dependiente del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires que en futuro adopte los recaudos necesarios para garantizar la
limpieza, higiene y desinfección del pabellón en cuestión, como así también se asegure el debido esparcimiento y recreación de los habitantes de Pabellón Nro.
4.-Se recomienda al Sr. Director de Asistencia y Tratamiento Penitenciario " Sección Cupos", la no remisión de internos de extraña jurisdicción a la Unidad Carcelaria Nro. 4 de Bahía Blanca, en el plazo de 60 días -plazo durante el cual se estén ejecutando las obras de refacción-, atento las características especiales respecto a la modalidad que tiene el pabellón nro. 4, - único en su tipo en esa Unidad-, en lo concerniente a la condición de alojamiento de internos de tránsito.-Ordenar al Sr. Director de la Unidad Carcelaria Nro. IV dependiente del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires a que en el plazo perentorio de 60 días se realice la reparación del sistema eléctrico del Pabellón nro. 4, debiendo hacer hincapié en que la instalación debe realizarse acorde a la reglamentación respectiva. Asimismo a la reparación del sector duchas del referido pabellón y de la provisión de agua en el sector celdas, cuyo funcionamiento resulta indispensable para garantizar el derecho a la salud de las personas allí alojadas. Asimismo se debe hacer hincapié en la
reparación de cerramientos y aberturas, acondicionar y reparar la instalación sanitaria, reparar las mamposterías, revoques, revestimientos y cielorrasos, realizar pintura general, solucionar inconvenientes de desagote cloacales en todos los sectores. Se deberá informar a este Juzgado mensualmente los avances de las obras ordenadas. Hacer lugar al Hábeas Corpus colectivo interpuesto por los internos Lisandro Inostroza Fuentealba, Franco Benitez Asenjo, Jorge Escobar Gomez, Jorge Veron Malmorria, Cristian Lavergne, Cristian Urquiza, Sebastián Flores Valdes y Carlos Martín Silvero González, ante el agravamiento en las condiciones de detención en el Pabellón nro. 4 de la Unidad Carcelaria Nro. IV de esta ciudad de Bahía Blanca.-Son agregados a fs. 5/12 las contestaciones de los oficios solicitados a las autoridades del Servicio Penitenciario.- Y a los fines de la realización del reconocimiento judicial del Pabellón Nro. 4 de la Unidad Carcelaria nro. IV de esta ciudad dependiente del servicio penitenciario provincial, a fs. 15/16 obra acta que refrenda tal procedimiento jurisdiccional. Del mismo tiene participación personal de la Defensoría General Departamental Dra. Valeria Cesti y Dra. Sofía Cazenave, como asimismo el perito técnico fotógafo de la asesoría pericial Sr. Luis Cristian Enrique Rivas y siendo acompañados por el Sub-Director de la Unidad Penitenciaria nro. IV Prefecto Horacio Falcone, de visu pudo constatarse varias falencias, respecto a las condiciones de higiene, como también que en varios sectores se observa conexiones eléctricas precarias.-Que a fs. 13/14 obran actas, de las audiencias designadas a fines informativos y omplementarios donde se pudo establecer que el sentido y objetivos de la presentación se dirigían a deficiencias en las condiciones de los sitios destinados a la higiene del Pabellón nro. 4; estado de las duchas del mismo, como así también la dieta alimentaria dispensada a los internos y horarios de las mismas. Asimismo la atención brindada a los presos por parte de las autoridades penitenciarias y por último el espacio físico otorgado para las horas de recreación.-Como primer medida y en igual fecha de presentación se dispuso librar oficio a las autoridades de la Unidad Penal Nro. IV, solicitando informe sobre los alojados en el Pabellón nro. 4 que se identifican en cabeza de actuaciones, en lo concerniente a la dieta alimentaria dispensada a los internos y horarios de las mismas; otorgamiento de horario para higienización diaria; tiempo y espacios acordados a los fines recreativos; provisión de productos destinados a la limpieza de celda; concesión de "abiertas"; estado de las celdas en lo atinente a la provisión de luz eléctrica, agua y sistema de ventilación. Asimismo se certifique la atención brindada a los presos por parte de las autoridades penitenciarias, cuando el caso lo requiera, especialmente respecto del turno noche, como así también la entrega de encomiendas y casos en los que la sanción disciplinaria impuesta supere los quince días de aislamiento.Que a fs. 1/3 y originales de fs.23/25 los internos Lisandro Inostroza Fuentealba, Franco Benitez Asenjo, Jorge Escobar Gomez, Jorge Veron Malmorria, Cristian Lavergne, Cristian Urquiza, Sebastian Flores Valdes y Carlos Martín Silvero Gonzalez, interponen Acción de Hábeas Corpus Colectivo, ante la oficina judicial de la Procuración General de la S.C.J.B.A. con asiento en la Unidad Penitenciaria Nro. 4 de esta ciudad de Bahía Blanca, por lo que el Jefe de Despacho de la nombrada oficina judicial Sr. Fabricio Fernández elabora el acta en cuestión en donde se expresa el agravamiento en las condiciones de detención en el Pabellón nro. 4 de la Unidad Nro. IV de esta ciudad de Bahía Blanca, en lo concerniente a la dieta alimentaria; otorgamiento de horario para higienización diaria; tiempo y espacios acordados a los fines recreativos; provisión de productos destinados a la limpieza de celda; concesión de "abiertas"; estado de las celdas en lo atinente a la provisión de luz eléctrica, agua y sistema de ventilación.-La presente causa aratulada "Habeas Corpus -Colectivo- s/Agravamiento de las condiciones de detención en el Pabellón Nro. 4 de la Cárcel Nro. IV de esta ciudad de Bahía Blanca", en trámite por ante este Juzgado de Ejecución Penal Nro. 1 de Bahía Blanca, a mi cargo, de la que,-


 
You are here: Home Derecho de Ejecución Penal Jurisprudencia Local Habeas corpus colectivo. Detención que deviene ilegítima con motivo del agravamiento de las condiciones de detención. Vulneración del principio de legalidad al imponer restricciones de la libertad no previstas normativamente.

 Consultas

Las consultas pueden realizarse a info@iestudiospenales.com.ar. No se responderán cuestiones atinentes a accionares delictivos y procedimientos a seguir en su caso.   

Artículos de Doctrina.

El Instituto de Estudios Penales invita a estudiantes de derecho y abogados, a realizar trabajos personales propios de la temática penal o filosófico penal. Presione aquí para mas información.

 Facebook

El Instituto de estudios penales posee su cuenta en facebook, si desea hacer consultas por esta vía presione aquí.