Instituto de Estudios Penales | Bahia Blanca |

Invalidez del consentimiento prestado por la madre del imputado. Debe tratarse de un auténtico acto voluntario y con conocimiento de qué se hace, caso contrario se precisa orden para el Ingreso Domiciliario

E-mail Imprimir

Causa Nro. 37.115 “V., O. J. s/ procesamiento”.

Sala VI de la Cámara del Crimen. rta. 29 de abril 2009.

////n la ciudad de Buenos Aires, a los  29    días del mes de abril de 2009, se reúnen los integrantes de esta Sala VI, los Sres. Jueces Julio Marcelo Lucini y Mario Filozof, y la Secretaria autorizante, con el fin de resolver el recurso de apelación interpuesto por la defensa de O. J. V. (ver fs. 70/71), contra el punto I del auto de fs. 62/67 a través del cual se dispuso su procesamiento en orden al delito de robo de automotor dejado en la vía pública (artículo 167, inciso 4° del Código Penal).-

      AUTOS:

      En oportunidad de celebrarse la audiencia fijada en los términos del art. 454 de Código Procesal Penal (ley 26.374), el recurrente fundamentó los agravios expuestos en su impugnación, oportunidad en la que planteó la nulidad del allanamiento practicado a fs. 11/11 vta.-

      En ese sentido explicó que el personal policial interviniente se constituyó en Federico Báez […], González Catán, provincia de Buenos Aires, llamaron a la puerta e informaron a M. B. A. -progenitora del imputado- que en su domicilio se hallaba un vehículo que poseía pedido de secuestro. Atento a tal circunstancia los preventores señalaron que la nombrada accedió a que ingresaran a su domicilio y se secuestrara el automóvil “Fiat Duna”, dominio […].-

      Entendió la defensa que para ingresar a la vivienda se debió contar con una orden de allanamiento librada por un juez y que no se daban en este caso los supuestos previstos en el artículo 222 del Código de Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires y que el consentimiento prestado por M. B. A. no resultaba válido, en virtud de que la normativa citada no prevé que la orden aludida pueda suplirse con la mera “anuencia de la dueña de casa” sin indicársele que tenía el derecho a negarse el acceso a los funcionarios policiales.-

      Luego de la deliberación pertinente estas actuaciones quedan en condiciones de ser resueltas.-

      Y VISTOS; Y CONSIDERANDO:

      Sin perjuicio de que tales agravios no fueron introducidos al momento de interponerse el recurso de apelación (ver fs. 70/71), los asuntos planteados por ese ministerio ponen en cuestión la presunta vulneración de garantías constitucionalmente consagradas, de modo que este Tribunal habrá de analizarlas.-  

      A juicio de esta Sala, cabe adherir a la inteligencia esgrimida por la parte. El acta de fs. 11/11 vta. surge que ante la convocatoria de G. D. E. -empleado de la firma “Lo Jack”-, los funcionarios policiales se hicieron presentes en el domicilio de O. J. V., ya que el automóvil sustraído horas antes en Hidalgo y Avellaneda de esta ciudad se encontraba en su interior, y ante la “anuencia de la dueña de casa” -M. B. A., progenitora del imputado- secuestraron el vehículo.-

      En primer lugar debemos destacar que en el sub examen no medió una orden escrita emanada del juez competente para proceder al registro practicado a fs. 11/11 vta. (artículo 219 del Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires), ni tampoco se verificaron las circunstancias excepcionales previstas en el artículo 222 del ordenamiento legal citado que justificaran el ingreso a la vivienda del imputado del modo en que se hizo (ver también en este sentido los artículos 227 del C.P.P.N. concordantes en su contenido con aquella normativa provincial).-

      Al respecto, la Corte Suprema de Justicia ha dicho que en el artículo 18 de la Constitución Nacional se consagra el derecho individual a la privacidad del domicilio de todo habitante “en cuyo resguardo se determina la garantía de su inviolabilidad, oponible a cualquier extraño, sea particular o funcionario público…” (V. 208. XXXVI., Recurso de hecho, “Ventura, Vicente Salvador y otro s/ contrabando” -causa n° 9255-, 22/02/05, T. 328, P. 149, considerando 6°).-

      Por otro lado, no surge de la diligencia practicada que M. B. A. hubiere prestado un consentimiento válido para que los funcionarios policiales ingresaran en su domicilio, ya que “para que ese permiso opere, debe ser prestado de forma tal que no queden dudas de la libertad del individuo al expresar la autorización. De tal modo, se ha sostenido que la mera ausencia de reparos no es consentimiento. Debe aclararse, sin embargo, que no se trata de una mera cuestión de palabras, pues lo que importa es establecer si las constancias de la causa traducen un verdadero acto voluntario” (C.C.C., Sala IV, causa n° 34.225, “Toranzo, Juan Sabino”, rta. 13/05/08), extremo que no se vislumbra en el caso concreto en donde nada dice el acta de cuáles fueron los motivos ni de cómo habrían sido explicados a la moradora (ver V. 208, XXXVI., Recurso de hecho, “Ventura, Vicente Salvador y otro s/ contrabando” -causa n° 9255-, 22/02/05, T. 328, P. 149).-

      Por otra parte, no existiendo un cauce de investigación independiente que permita continuar con la investigación, corresponde disponer el sobreseimiento de O. J. V. en orden al delito de robo de automotor dejado en la vía pública.-   

      En consecuencia, el Tribunal RESUELVE:

      I) Declarar la nulidad del procedimiento policial practicado a fs. 11/11 vta.-

      II) Disponer el sobreseimiento de O. J. V., cuyas demás condiciones personales obran en autos, dejándose constancia de que la formación del presente legajo en nada afecta el buen nombre y honor del que hubiere gozado (artículo 336, inciso 2° del Código Procesal Penal).-

      Devuélvase al juzgado de origen y sirva lo proveído de muy atenta nota.-

      Se deja constancia que el juez Mario Filozof interviene en la presente en su condición de juez subrogante de la vocalía n° 14 y que el juez Gustavo A. Bruzzone, subrogante de la vocalía n° 11, no lo hace por encontrarse abocado a las audiencias de la Sala I de este Tribunal (artículo 109 del Reglamento para la Justicia Nacional).- 
 
 
 


Julio Marcelo Lucini                                    Mario Filozof
 
 


Ante mí:                                 Cinthia Oberlander

                       Secretaria de Cámara


 
You are here: Home Derecho Procesal Penal Allanamientos Jurisprudencia Nacional Invalidez del consentimiento prestado por la madre del imputado. Debe tratarse de un auténtico acto voluntario y con conocimiento de qué se hace, caso contrario se precisa orden para el Ingreso Domiciliario

 Consultas

Las consultas pueden realizarse a info@iestudiospenales.com.ar. No se responderán cuestiones atinentes a accionares delictivos y procedimientos a seguir en su caso.   

Artículos de Doctrina.

El Instituto de Estudios Penales invita a estudiantes de derecho y abogados, a realizar trabajos personales propios de la temática penal o filosófico penal. Presione aquí para mas información.

 Facebook

El Instituto de estudios penales posee su cuenta en facebook, si desea hacer consultas por esta vía presione aquí.