Derecho Penal

Para probar la portación ilegal de armas bastan datos fácticos sin necesidad de recurrir a informes del RE.N.A.R. C
Delitos Contra la Seguridad Pública - Jurisprudencia Provincial
Causa N° 8297, caratulada “C., D. G. s/recurso de casación interpuesto por el Fiscal”. S

Sala III del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires. rta. 1 de julio 2008.

ACUERDO

En la ciudad de La Plata, sede de la Sala III del Tribunal de Casación de la Provincia de Buenos Aires, a los 1 días del mes de julio de 2008, se reúnen en Acuerdo Ordinario los señores jueces doctores  Ricardo Borinsky y Víctor Horacio Violini (artículo 451, última parte, del Código Procesal Penal), con la presidencia del primero de los nombrados, para resolver en la presente causa N° 8297 (Registro de Presidencia N° 24647), caratulada “C., D. G. s/recurso de casación interpuesto por el Fiscal”, conforme el siguiente orden de votación: VIOLINI-BORINSKY.

            ANTECEDENTES

    I) Que, en lo que interesa destacar, el Tribunal en lo Criminal Nº 6 de Morón dictó veredicto absolutorio respecto de D. G. C. en orden al delito de portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal por el que fuera acusado (ver fs. 63 vta.).
    II) Que contra dicho pronunciamiento, el Fiscal interpuso recurso de casación por el cauce de los artículos 448, 450 y 452 del Código Procesal Penal denunciando errónea aplicación de los artículos 189 bis, tercer párrafo, del Código Penal –texto según ley 25086- y 210 y 373 del Código Procesal Penal.
    Sostuvo, que la circunstancia que se halló en poder del imputado el revólver calibre 22, con su numeración suprimida y sin ninguna documentación que autorice esa portación, son elementos suficientes como para llegar a la certeza necesaria para dictar veredicto condenatorio respecto de este hecho, por más que no se cuente con un informe del RENAR que acredite que el imputado no era legítimo usuario de armas.
    III) Que radicado el recurso en la Sala, se imprimió el trámite abreviado, dándose vista a las partes.
Así, el Fiscal abogó por la procedencia del reclamo (ver escrito de fs. 94/vta), mientras que, por su parte, la Defensora Oficial Adjunta postuló su rechazo en todos sus términos (ver fs. 95/6).
IV) Que encontrándose la causa en condiciones de resolverse, se plantean y votan las siguientes

CUESTIONES

    Primera: ¿Es procedente el recurso de casación?
    Segunda: ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

VOTACIÓN

    A la primera cuestión el señor juez doctor Violini dijo:
Que el delito de portación de arma de fuego de uso civil se integra, en su tipo objetivo, con una acción positiva: la portación en sí; y con un elemento negativo, que es la falta de autorización proveniente de una autoridad administrativa señalada por la ley (confr. Edgardo Donna, Derecho Penal, parte especial, Ed. Rubinzal-Culzoni, pag. 109 y ss, T.IIC).
Sentado lo expuesto, cabe adelantar que el recurso debe prosperar pues, contrariamente a lo sostenido por el Tribunal “a quo”, se encuentra demostrado el elemento típico de la falta de autorización legal para la portación del arma en cuestión en razón que surge del propio pronunciamiento que se le secuestró a D. G. C. un revólver calibre 22 largo marca Doberman, con nueve cartuchos del mismo calibre en su tambor, el que se demostró resultaba apto para el disparo, que presentaba su numeración suprimida -que lo hace incompatible con la calidad de un arma oficialmente registrada ante la autoridad de aplicación (ver pericia de fs. 49)- y que, además, el imputado no contaba, en ese momento, con la documentación legalmente establecida para portar dicho elemento (confr. artículo 33 de la ley 20429).
Es decir, el Tribunal tuvo en cuenta para dictar un veredicto absolutorio, la solitaria exigencia de un pedido fiscal de informe al organismo de registración que, a la luz de lo señalado, luce como sobreabundante y meramente ritual.
Por todo lo expuesto, postulo al acuerdo casar el pronunciamiento dictado, con reenvío a jueces hábiles para que dicten uno nuevo de acuerdo a derecho y, en consecuencia, a la cuestión planteada voto por la AFIRMATIVA (artículos 189 bis del Código Penal; 210, 371, 373, 450, 451, 461, 465, 530 y 531 del Código Procesal Penal).
A la primera cuestión el señor juez doctor Borinsky dijo:
Que adhiero, por sus fundamentos, al voto del doctor Violini y a la cuestión planteada también me pronuncio por LA AFIRMATIVA.
A la segunda cuestión, el señor juez doctor Violini dijo:
Que de conformidad al resultado que arroja el tratamiento de la cuestión que antecede corresponde  declarar procedente el recurso de casación interpuesto, sin costas; casar el pronunciamiento dictado con reenvío a jueces hábiles para que se dicte uno nuevo de acuerdo a derecho (artículos 189 bis del Código Penal; 210, 371, 373, 450, 451, 461, 465, 530 y 532 del Código Procesal Penal). ASI LO VOTO.
A la misma segunda cuestión el señor juez doctor Borinsky dijo:
Que, por sus fundamentos, voto en el mismo sentido que el señor juez preopinante.
Por lo que se dio por finalizado el Acuerdo, dictando el Tribunal, la siguiente

SENTENCIA

I- DECLARAR PROCEDENTE el recurso de casación interpuesto, sin costas.
II.- CASAR el pronunciamiento dictado con reenvío a jueces hábiles para que se dicte uno nuevo de acuerdo a derecho.
Rigen los artículos 189 bis del Código Penal; 210, 371, 373, 450, 451, 461, 465, 530 y 532 del Código Procesal Penal.
Regístrese, notifíquese y cúmplase.
Ricardo Borinsky - Víctor Horacio Violini
 
Bahiamultimedia