Derecho Penal

La accesoria del art. 52 es constitucional y es una medida de seguridad.
Ejecución Penal - Jurisprudencia Provincial

Causa Nro 33.964 “Recurso de casación interpuesto a favor de F. B.”.

Sala II del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, rta. 28 de octubre 2008.

En la ciudad de La Plata a los veintiocho días del mes de octubre de dos mil ocho, reunidos en Acuerdo Ordinario, los Señores Jueces de la Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, doctores Fernando Luis María Mancini y Jorge Hugo Celesia, bajo la presidencia del primero de los nombrados (arts 451 in fine del C.P.P., según ley 13.812), para resolver en la causa Nro 33.964 seguida a F. B. el recurso de casación interpuesto; practicado el sorteo de ley, resultó que en la votación debía observarse el orden siguiente: CELESIA- MANCINI.

A N T E C E D E N T E S

  La Sala II de la Excma. Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial Morón, resolvió con fecha 15 de mayo del año 2008, rechazar la petición de habeas corpus formulada a favor del nombrado B.
 El Sr. Defensor Oficial del mismo Departamento Judicial Dr. Ricardo Yañez, interpuso recurso de casación contra la resolución "ut supra" indicada a fs. 53/58 vta.
Efectuadas las vistas correspondientes, y hallándose la causa en estado de dictar sentencia, este Tribunal decidió plantear y votar las siguientes:
C U E S T I O N E S

Primera: ¿Es admisible el recurso de casación interpuesto?
Segunda: ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

A la primera cuestión planteada, el señor Juez doctor Celesia dijo:
I- El recurrente entiende que se han violado y erróneamente aplicado las disposiciones de los arts, 405 1º párr del C.P.P., 20 inc. 1ro. de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires y 43 de la Nacional, como así también de los arts. 52 y 80 del C.P., como así también del art. 75 inc. 22 de la Constitución Nacional. Asimismo afirma que desde los criterios expuestos por la CSJN en el fallo “Gramajo”, mas allá de que en el caso concreto se había aplicado la reclusión accesoria por tiempo indeterminado del art. 52 del C.P. en función de la multirreincidencia, nada impide extender los argumentos por los cuales se determinó la inconstitucionalidad de la citada norma a casos como el de su defendido, en que se aplicó el art. 80 1 parr del C.P. en función del art. 52 del C.P.
Por lo que entiende que en el fallo se mantiene la validez constitucional de la pena de reclusión accesoria por tiempo indeterminado impuesta a su defendido, y que se agrava arbitraria e ilegítimamente la restricción de su libertad por la duración de la misma y que por ende amerita el presente recurso en el marco del habeas corpus rechazado por el a quo.
II- Adelanto que el remedio impetrado no puede tener acogida favorable. En primer lugar considero que la resolución de la Excma. Cámara es acertada desde que el recurrente no realiza una argumentación válida respecto del habeas corpus rechazado por el a quo, sino que se limita a plantear la inconstitucionalidad del art. 52 del C.P.; no obstante ello como he reiterado en diferentes oportunidades creo pertinente señalar que si bien es indiscutible que en virtud de la división de poderes establecida por el sistema constitucional, compete al poder judicial ejercer el control de constitucionalidad respecto de las leyes que debe aplicar, no es menos cierto que ésta es una de las funciones más delicadas de la jurisdicción y que la declaración de inconstitucionalidad de una ley debe considerarse como “ultima ratio”, por cuanto las normas correctamente sancionadas y promulgadas llevan en principio la presunción de su validez (CS Fallos 305:304, 263:309).
Adelanto que en coincidencia con lo que sostuvieran la Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal (c.14.998, sent. 14-V-1998) y la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el precedente “Sosa” (sent. del 9-VIII-2001) la reclusión por tiempo indeterminado es una medida de seguridad y no resulta inconstitucional.
Por otra parte debe señalarse que la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado es aplicable en forma facultativa en los casos de comisión de un homicidio calificado, pero nada tienen que ver los distintos supuestos previstos en el art. 52 para su imposición desde que la remisión contenida en el art. 80 del C.P. es al solo efecto de individualizar la medida.
En segundo lugar, la cuestionada constitucionalidad de la reclusión accesoria por tiempo indeterminado apunta al art. 52 del C.P. donde aparece prevista en particulares situaciones de reincidencia múltiple que allí se enumeran taxativamente y por ende podría aparecer teñida de similares inconvenientes a los de la reincidencia, vinculados a su falta de correspondencia con el grado del injusto, o de la culpabilidad del delito, a una eventual lesión del principio non bis in idem proveniente de agravar la pena en función de un delito ya penado, y del de proporcionalidad entre pena y delito.
La previsión del art. 80 del C.P. relacionada con la posibilidad de imponer como accesoria la reclusión por tiempo indeterminado, aparece como una facultad incluida dentro de la escala peal correspondiente al homicidio calificado que no participa de las críticas que se han elaborado sobre la constitucionalidad del art. 52 del C.P., vinculadas con el sustrato de la reincidencia.
Si así se estima, y se tiene en cuenta que a partir de la sanción de las leyes penitenciarias, incluso la que rige la ejecución penal en esta provincia, se han borrado las diferencias en el cumplimiento efectivo, de las penas de reclusión y prisión, no se observan inconvenientes más allá de su relativa indeterminación, que puedan acarrear contrariedad con el orden constitucional.
Voto por el rechazo de la pretensión casatoria por ser improcedente. Sin costas.
Arts. 52, 80 del C.P. y 405, 417, 530 y cctes del C.P.P.

A la misma cuestión planteada, el señor Juez doctor Mancini dijo:
Adhiero por sus fundamentos al voto de mi colega preopinante, Dr. Celesia

A la segunda cuestión planteada, el Dr. Celesia, dijo:
Por los fundamentos expuestos al tratar la primera cuestión planteada, voto por el rechazo del recurso de casación interpuesto por improcedente.
Así lo voto.

A la  segunda cuestión planteada el Dr. Mancini dijo:
Adhiero al voto de mi colega preopinante en el mismo sentido.
Así lo voto.

Vista la forma como ha quedado resuelta la cuestión votada en el acuerdo que antecede, corresponde que este Tribunal dicte la siguiente
S E N T E N C I A
RECHAZAR el recurso de casación interpuesto por los motivos expuestos en la primer cuestión planteada, sin costas. Arts. 52, 80 del C.P. y 405, 417, 530 y ccdtes del C. P.P..
Regístrese, archívese y oportunamente devuélvase.
FERNANDO LUIS MARIA MANCINI – JORGE HUGO CELESIA
Ante mí: Gonzalo Santillán Iturres

 

 
RocketTheme Joomla Templates